Go to Top

Rotulación

Interesante sobre Rotulación

Los Rótulos (el rótulo), el escaparatismo y el diseño de la fachada de su comercio, empresa o fábrica, constituye el primer reclamo publicitario de venta de su establecimiento. Es la primera impresión que se lleva el visitante de su negocio. Depende de usted, el poder producir una buena, mediocre o mala impresión a su cliente potencial.

Puede conseguir un resultado exitoso si cuida la decoración de la entrada a su establecimiento. El buen enfoque comercial será fundamental. (De hecho, históricamente, los ayuntamientos y en urbanismo, siempre ha considerado la superficie disponible para escaparate como un factor de valoración económica de un local comercial.)

Hay que prestar especial atención a una correcta iluminación y contraste de la entrada a su comercio, o despacho. También es importante lucir una buena imágen de marca en el interior. Aquí es donde entra el especialista en Rotulación que seguirá las exactas indicaciones de su asesor de imágen para que todos los rótulos de su empresa, tanto del exterior como del interior, cumplan con altos estadares de calidad, tanto artístico, como de ejecución como de instalación y servicio posterior.

Nuestros Rótulos ejercen un gran poder de atracción.

Vamos a darles unos consejos para mejorar su escaparate con nuestros rótulos más…


Rotulación

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Rotulación es el arte que se tiene al momento de realizar un cartel o rótulo. Es toda perfección que se consigue cuando se está trazando las literales del mismo.

Legibilidad es término empleado en el diseño tipográfico de rotulación, para definir una cualidad deseable en la impresión de las letras del texto. Algo legible es la facilidad o complejidad de la lectura de una letra.

Factores

El aspecto más importante de la rotulación, es entender al público al cual va dirigido el texto y que sea capaz de leerlo perfectamente, sin ningún inconveniente, además de tener gracia en el trazo mismo.

Para que un trabajo sea legible y elegante, un diseñador debe saber, quién lo leerá y desde donde y a que distancia lo leerá para tomar todas las medidas posibles. En este caso debemos tener en cuenta factores muy importantes tales como; la luz, la distancia, la altura de colocación del texto etc.

El diseño de la letra

Los tipos de diseño y trazo clásicos latinos, son los que ofrecen mayor legibilidad. Las letras redondas y minúsculas suelen ser las más legibles, aunque últimamente se tiende a resaltar los texto con escribir todo en mayúscula, esto resulta de cierta forma desagradable dado que, es interpretado como gritar.

Espaciado entre letra y letra

Un título o un rótulo cuyas letras se unan materialmente unas a otra no ofrece buena legibilidad, y podría mal entenderse, aunque algunos grafistas defienden esta fórmula, atentos solamente al efecto plástico.

El tamaño de la letra

Una letra de tamaño grande es más legible que otra de tamaño más pequeño. Pero existe un tamaño ideal que anima y favorece la lectura, generalmente se escribe el título de mayores dimensiones respecto a el contenido del texto; puede usarse también la letra capital. Por ejemplo para un cartel que se observará a 10 metros, la altura de la letra debe ser, al menos de 2,5 cm., mientras que para una valla publicitaria que deba leerse a 60 metros, la altura de la letra deberá ser al menos de 15 cm.

La calidad de impresión

Una impresion deficiente con errores, remosqueados, exceso de tinta, pisada o presión excesiva, puede perjudicar notablemente la legibilidad y el arte de la misma.

Los colores

Los tipos negros sobre fondo blanco, reflejan mayor legibilidad, el efecto contrario, texto blanco sobre fondo negro, que sería lo contrario. Tanto los trazos como la fórmula de combinación colora son indispensables para el mismo, entra en este juego la ocasión o el mensaje que llevará el mismo, pues no sería lo mismo las letras y colores de una esquela que aquellas de una invitación a fiesta.

Obtenido de “wikipedia

Lámpara de neón

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Una lámpara de neón es una lámpara de descarga de gas que contiene principalmente gas neón a baja presión. Este término se aplica también a dispositivos parecidos rellenos de otros gases nobles, normalmente con el objeto de producir colores diferentes.